domingo, 22 de marzo de 2009

Reflexologia de la Oreja

Es una forma de la reflexología que consiste en el tratamiento de desordenes energéticos estimulando puntos reflejos en la oreja; cada uno relacionado con una zona u órgano, específicos del cuerpo.
La Auriculoterapia comienza su historia en la antigua China cuando Huángdì “el emperador amarillo” comenzó a describirla en el Canon médico del Emperador Amarillo haciendo su relación a través de los meridianos entre los los años 1698 y 2598 a.C.
Hay antecedentes en Egipto, Grecia, Roma. En Persia (200 a C.) después de la caída de Roma, curaban la lumbociatalgia por medio de cauterizaciones en la oreja.
La acupuntura comienza a conocerse mundialmente desde del siglo XVI a través de los Jesuitas, pero recién en el siglo pasado es que adquiere mayor difusión cuando en 1927, regresa de China George Soulié de Morant, cónsul francés en Pekín, fundador en París de la Sociedad Internacional de Acupuntura. Por medio de los médicos que trabajaron con él, esta técnica milenaria se difunde en el mundo occidental.
En Francia, año 1950, el Dr. Paul Nogier, neurólogo de Lyón, observó la frecuencia de cicatrices en la oreja de pacientes que habían sido cauterizados para aliviar su dolencia del nervio ciático (actualmente no es necesario la cauterización para el alivio de la lumbociatalgia), solamente se puntura o se realiza una electro estimulación de muy baja intensidad, El Dr. Nogier comenzó a relacionar distintas patologías con los diferentes lugares de la aurícula y fue desarrollando el Mapa Somatotópico de la oreja, basados en el concepto de la orientación invertida del feto en el pabellón auricular. Esto fue presentado en Francia, luego a la Sociedad Alemana de Acupuntura y finalmente trasladado a China en 1960, donde se lo confirmo al compararlos con antiguos textos.
Existen en algunas partes del organismo, zonas donde en las mismas se halla representado en su totalidad el cuerpo entero. Estas son: las manos, los pies, los ojos, el cráneo, la lengua, la nariz y la oreja.
A estos lugares se les llama somatotopías. Podemos afirmar que las somatotopías son verdaderos hologramas, es decir imágenes proyectadas en su totalidad si partimos del concepto de que “en una parte está el todo y el todo está en una parte”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada